La pérdida de calor de una casa o edificio se produce en casi todas las direcciones.

La imagen muestra los porcentajes de pérdidas de calor típicos de una casa a través de las diversas instancias.

Un aislamiento adecuado a las paredes, techumbres o cielo utilizando espuma de poliuretano es una forma sencilla y eficaz para prevenir la pérdida de calor a través de ellos.

El ahorro de energía podría ascender a tanto como 40%, dependiendo del tipo de aislamiento y el espesor.

El aislamiento en espacios tipo entretecho o viga a la vista con poliuretano mejorará en gran medida el nivel de confort en una casa y reducir significativamente los costos de calefacción.

Cuando el aislamiento se instala entre las vigas, esto puede crear un ambiente habitable en el desván o un toque estético al cielo.